Blogia
urdinia

En el ojo del mal

En el ojo del mal

La noticia del día resulta ser la respuesta que dio el presidente de IRAN ayer ante un surtido grupo de universitarios al respecto de los homosexuales en dicho país. No se le ocurrió decir mejor cosa que en su país no existen los homosexuales. Obvia decir que la reacción de los asistentes fue la misma que la de cualquier persona sana. Para rematarlo, después de los abucheos y risotadas incontenidas de los asistentes, seriamente sorprendido, preguntó si alguien conocía algún caso, ya que él no. Esta claro que ante la amenaza de declararse tal, todos prefieren quedarse en el armario. Personalmente no conozco a nadie que haya hecho el ridículo tan públicamente desde la era "Aznariense"; no se yo si no habrá superado el record del expresidente Español. En décimas de segundo pasas de la quijotada al drama que supone tal declaración. ¡Que es el presidente de un país! ¡Por el amor de Dios! No solo se ha dejado él en ridículo ante miles de millones de personas, sino a todos los habitantes del estado al que representa. Sin duda es dramático, da mucho que pensar. Aunque habría que ver que sandeces dirían los “Aznariensis”, léase Rajoi y sus secuaces.

Lo peor de todo es que este hombre puede haber hecho muchas maravillas en favor de la humanidad o puede que oculte armas de destrucción masiva con oscuros objetivos ( como todo aquel que las posee ), pero en la posteridad probablemente quede como el fantoche del que nos mofamos el 25 de Septiembre del 2007 aproximadamente 4.000.000.000 de personas ( milloncetes arriba-abajo ). Solo espero que esto no sirva de argumento o justificación para invadir su soberano país; aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y el Aras por Irán ... ayayay, "by the way", qué casualidad.

Esto no tiene desperdicio: http://video.google.es/videoplay?docid=-1767153795974296338&q=proyecto+matriz

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres