Blogia
urdinia

La droga de la ilusión

La droga de la ilusión

 

Cuando el día a día se vuelve anodino, y las ilusiones se vuelven una constante que tarda en realizarse, ocurre.

Ocurre que tienes la sensación de no avanzar, de estar atrapado en un absurdo. Éste sentimiento de aburrimiento y de inconformismo, es un instinto básico del ser humano bastante potenciado en la mayoría de todos. Hay quienes lo viven con mayor intensidad y hay quienes viven en este estado sin saber por qué.

Este instinto de progreso ( por llamarlo de alguna manera ) hace que nos sintamos a disgusto sin una aparente razón, cuando no tenemos una "ilusión" por algo. Una ilusión es cualquier situación que somos capaces de imaginar y que deseamos ver realizada, alimentados sutilmente por el instinto de curiosidad. Éstas ilusiones despiertan a la vez esas Mariposas en el Estómago que hacen que nos enganchemos a ella y la persigamos como lo más importante en nuestra vida.

El instinto de curiosidad crea la ilusión, el instinto de progreso nos engancha a ella mediante una droga que generamos en forma de hormonas: las endorfinas (*). Somos yonkis de esta droga tan vital y necesaria.

A modo de ejemplo, porque es una situación que vivimos todos alguna vez, esta hormóna se produce en grandes dosis a nada que dos personas tengan un mínimo en común. Por algún pequeño detalle, rasgo o sentimiento inducido, una persona que tienes cerca dispara su generador de endorfinas. Tu organismo las detecta rápido y saborea ligeramente esa dulce droga. Si día a dia se repite esa pequeña dosis, será cuestión de tiempo que, a no ser que la otra persona resulte absolutamente ajena a tus preferencias, comience la retroalimentación mutua de esa droga.

Cuando nos falta ese estímulo, nos sentimos angustiados, agobiados, tristes; deprimidos. Bien porque carecemos de una ilusión que perseguir, o bien cuando no logramos los medios para conseguirlo: frustración o en el caso del ejemplo, mal de amores.

La capacidad de resignación del ser humano es bastante ineficiente, por eso, en la mayoría de los casos lo mejor para estos males es dar con nuevas ilusiones, a ser posible tan fuertes y emocionantes como al alcance de nuestra mano.

Sin duda, vivir siempre con ilusión, con esa droga tan necesaria, nos hará vivir felices.

* Realmente es un cocktel de hormonas, entre ellas las endorfinas y las oxitocinas son probablemente las más importantes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres